El actor 02

Entrenar la percepción: Imaginate, dos actores que intentan mediante un entrenamiento desarrollar la telepatía. Esos actores cuando actuen en escena van a tener una relación que nunca tendrían si solo entrenaran su sensopercepción. El entrenamiento de La sensopercepción desarrolla los 5 sentidos. El entrenamiento de La percepción desarrolla conocimientos latentes que esperan ser despertados.

El actor en escena puede ser un medium, un brujo que percibe el inconciente colectivo de cada instante y manifiesta la literatura dramatica en relaciones sensibles junto a los otros actores. Creo que el espíritu del actor conduce su tarea. El pensamiento lo molesta. La psicología viene obligando al actor a concebir al personaje como un objeto superficial, las mejores veces formal, a construir. Considero que el actor es un místico y como tal, debe estar preparado para enfrentar el riesgo de "mirar el abismo". Primero está, buscar el trance, luego la acción se manifiesta como reacción al cambio perceptivo del actor. Una ejecución automática de las relaciones ensayadas por los ersonajes.

¿Quien puede hablar mejor de la obra? ¿El actor, el dramaturgo o el director? ¿Quien conoce mejor la obra? ¿Quien sabe mas de ella?. ¿Todos pueden y saben?. Me parece que los actores no ocupan un lugar que considero deberían compartir con los directores. ¿O es que acaso los actores creen ser imbéciles y necesitan que el director les explique lo que ya saben?

4 comentarios:

re dijo...

yo creo que una obra es buena cuando todos las involucradas en el proyecto van hacia un mismo fin y todos dan lo mejor de si. Porque un actor puede ser un groso pero si el iluminador enfoca a otro lado no vemos nada.-

re - parte 2 dijo...

"las involucradas"
eso fue un inconsciente colectivo
acabo de llegar de terapia
eran todas mujeres.

nunca hablamos de los demas
siempre hablamos de nosotros mismos.
que aburrido.

arqueck dijo...

Isaac Asimov creo que era quien dijo que fue a un debate sobre un libro suyo y él interrumpió al orador contrsdiciéndolo.
-¿Y usted quién es para saber sobre qué trata la obra? -le inquirió el orador.
-Resulta que soy el autor -dijo Asimov.
-Igualmente eso no lo hace más conocedor de la obra que nosotros o cualquiera -sentenció el orador.
Y Asimov (creo recordar era él) estuvo de acuerdo.
Esta es una visión. Hitchcock dirá que los actores son un mal necesario y Peña (por citar un ejemplo) escribirá desde el escenario.

La obra es de quien le da un punto de vista. El lector que resignifica, el actor que interpreta desde su nivel, el autor que une todas las letras para que nadie se de cuenta de que robó todo de otra parte.

Por otra parte, y siguiendo lo que escribió en arqueck, no he escrito teatro... apenas comencé un guión de cine pero era ciertamente irrealizable. Igual algún día intentaré algo... una puesta con cinco televisores en cuyas pantallas se muestre una cabeza como en pecera y un protagonista estableciendo pactos para salvarlos, pero se mueren, uno por uno, y pasa el tiempo...
Si hace ensayos mandeme un mail que yo con gusto.

Saludos.

Alan Robinson dijo...

"La obra es de quien le da un punto de vista."
Completamente de acuerdo.

"El lector que resignifica"
y siente...

"el actor que interpreta desde su nivel"
¿Crees que son un mal necesario?

"el autor que une todas las letras para que nadie se de cuenta de que robó todo de otra parte."
Algunos roban, otros imitan, otros mezclan, otros heredan, otros reconocen la influencias de sus antepasados.