Andinismo

El mejor camino para un andinista siempre es el más largo. El camino más corto es más empinado, por lo tanto, más corto, riesgoso y agotador. Llegás rapidamente a la cima y no sabés que hacer el resto del día, porque la soledad y el frío no te dejan otra opción que bajar. En cambio el camino más largo, es más seguro.
Algo parecido creo que sucede con el éxito y la fama en el ambiente teatral.

No hay comentarios: