Solo palabras .03

Lo ideal sería un solo gremio que defienda los intereses de todos los trabajadores del teatro. Insisto en el uso de la palabra "nosotros" los hacedores del teatro, estamos divididos cada quien intentando llegar solo, buscando ganar sus premios.
Los concursos y los premios es otra herramienta del sistema de producción cultural, que vuelve al tipo que hace teatro competitivo e individualista. Funciona para que uno se rompa el lomo trabajando e intente superarse, mejorarse, pero también funciona para que cada uno luche por lo que le conviene, por su propio beneficio, para llevar agua a su molino.

Hoy, considero que el enemigo somos nosotros mismos, los hacedores de teatro, porque estamos divididos los autores, los actores, los directores, los bailarines, los músicos, los cineastas, los escenógrafos, etc, en gremios. Existen "Los camioneros" que tienen fuerza política, no existe "El gremio de camiones Mercedes Benz", pasa lo mismo en mucha menor escala con los docentes, no existe "El gremio de profesores de plástica". En general, se gana muy poco dinero haciendo teatro. El gremialismo en nuestro caso divide la fuerza política del arte teatral. Por eso radicaliso con una imágen utópica: Todos los trabajadores del teatro en un solo gremio.

Por eso sigo criticando el lema del gremio de autores que reza, "Sin autor, no hay obra" Garabato ideológico o gambeta política. Minga! "Sin autor, no hay obra escrita". Punto. Al pan, pan y al vino, vino.

La literatura dramática está en la punta de la píramide. Primero porque si o si hay que pedir permiso en Argentores si uno quiere realizar una obra de teatro y en caso de que la obra sea propia, hay que escribirla y registrarla. Absurdo donde un autor que quiere dirijir su propia obra se debe autorizar a si mismo y pagarle a Argentores para que administre el dinero.
La literatura gobierna. Así es la ley. La ley plantea una relación parasitaria, donde no importa, no importa, no importa quien sea el parasito, el grupo o el autor. La ley divide al realizador del autor cuando no deberían estarlo. Y segundo, voy a dejar de escribir porque se hizo aburrido el tema.

No hay comentarios: