El actor-médico


El actor como el médico, necesita vocación de sevicio. El público como un paciente precisa una atención integral, homeopática. El buen médico cura con la primer mirada, así también lo hace el actor. El buen médico inspira confianza cuando se interesa honestamente por nuestra salud, lo mismo sucede en el buen actor. El médico se siente realizado cuando el paciente aprende la medicina preventiva, así también el actor cuando logra liberar los males qu etormentan al espectador. 
El buen médico y el buen actor, comparten ambos el arte de curar.

No hay comentarios: