teatro sagrado

Es cierto que las religiones de tradiciones escritas, las corrientes hortodoxos, enajenan. En esos casos tal vez todo queda en manos de Dios. Pero considero que religión es una idea mucho más amplia que iglesia. 
En la mayoría de las religiones nativoamericanas, el cuerpo está libre, se expone, se hace cargo de su libertad y se compromete a través de la música, la danza y el canto. ¿De que hablamos cuando hablamos de teatro sagrado? ¿Que implica sacralizar algo? ¿Usamos la palabra porque es bonita y misteriosa o podemos hacernos cargo de sacralizar un objeto? 
Teatro sagrado, no es teatro apasionado, ni teatro importante, ni teatro necesario. El creyente tiene una profunda capacidad crítica y autocrítica, en el caso de las religiones  originarias existe particularmente la idea de dejar el mundo, más precisamente todas nuestras relaciones mejor de lo que las recibimos. Para esto es necesario hacerse cargo. No estamos determinando nuestro accionar individual en este caso por un premio celestial o un castigo infernal. Pongo este ejemplo para diferenciar religiones con el debido respeto por las personas que adhieren al cristianismo o al judaismo. Sacralizar involucra la posibilidad de participar del misterio. En el caso del teatro, sacralizar implica vivirlo, en lugar desde su ficción, mentira o construcción como objeto, desde un universo (en términos de física) paralelo con su tiempo-espacio específico. 
Si toda religión es alienación, todo teatro también lo es. Si no hay una fe absoluta del actor en el acto vivo y verdadero del aqui y ahora, en la posibilidad de ser sincero en su constante actitud creativa, no encuentro mayores motivos que le den sentido al teatro. 
Stanislasvki dedica un capítulo entero a la Fe escénica. La actuación es como un rezo, es como la celebración de lo inexplicable, como estar mirando el fuego a la noche en las sierras, como mirar las estrellas panza arriba, abrazando la persona amada.

No hay comentarios: