Teatro y ritualidad .05


Quiero compartir unos párrafos de un libro pequeño y hermoso "Sobre el amor y la amistad" de Sobonfu Somé.
"Un ritual es una ceremonia en la que pedimos al misterio que asista, para ser el guía y el mentor. Los elementos del ritual nos permiten conectar con el yo ínitmo, con la comunidad y con las fuerzas naturales que nos rodean."
Nos podemos preguntar si las fuerzas naturales que nos rodean existen o no. No importa la respuesta, porque si el actor cree que existen lo único que va a pasar es que gracias a su fe en ellas, su trabajo va a ser para él y luego para los demás, mas bello.
"No se celebran ritos por el simple gusto de celebrarlos. Cada ritual debe tener un propósito muy específico, una intención claramente enunciada. Ha de hacerse para resolver algo."
..."Cualquier rito empieza con la preparación del espacio sagrado y la construcción de un altar, y luego se llama al misterio con una invocación. Empieza con la declaración del propósito y requiere un grupo de participantes que deseen que ocurra un gran bien"
El altar es el lugar donde se ubican efectos personales de carácter simbólico (Puede estar en el piso). Se supone que el ritual dejará una impronta en el significado de aquello que hayamos guardado en el altar durante la celebración del rito. Esto, también compromete la fe. En el cristianismo hay algo parecido pero muy distinto: La estampita de San Cayetano, las ofrendas a la difunta correa, la pulserita roja por el gauchito Gil. Una configuración estrictamente ritual de un espacio teatral involucraría la presencia de un altar, en el que todos podrían dejar mientras dura la obra algun objeto sagrado.
"El concepto íntegro de intimidad entre dos personas se deriva en primer lugar del ritual. Fuera del ritual, nada puede ser realmente íntimo, razón por la cual en el poblado todas las emociones se entienden desde una perspectiva ritual. Cuando las relaciones humanas ganan profundidad entran en el canal ritualista"

2 comentarios:

Familia Saldutti dijo...

Hola Alan, gracias por tus palabras en mi blog, espero volver a encontrarte. Estoy enterandome poco a poco sobre la figura del clown dentro de la ritualidad. Hace poco tuve un hermoso encuentro con Sue Morrison, una maestra canadiense que crea su metodologia basandose en el rol sagrado del payaso (heyoca) entre las comunidades aborigenes de norteamerica. Bellisima vision. Esencial. Me recordó porque hago lo que hago. Saludos, Marina

Alan Robinson dijo...

Que lindo, Marina. Estuve en varias ceremonias con un heyoca que vive en Uruguay.
Usaba 2 objetos de poder durante la ceremonia: una bombacha que se ponía en la cabeza y unas antiparras fosforescentes.
A tu disposición.