Las modas.

El problema de las modas es uno de los principios que las definen. La adherencia a ellas sin desición propia. Si el idiota que persigue una moda la eligiera por gusto personal o por principios ideológicos, la moda dejaría de ser tal y pasaría a ser estética.



Las modas son un problema porque detienen el crecimiento cultural de grandes masas de gente.
En el caso de la materia que nos reune en este blog, el teatro, podría pensarse que las modas alcanzan la producción estética, como por ejemplo hoy en día está de moda "Lo audiovisual". Hay dos grandes motivos generales. Primero, porque es más rentable que el teatro se parezca al cine antes de que el teatro se parezca a si mismo. Este motivo es digno. Pero dada la hipocresía generalizada nadie lo menciona. El segundo es sencillo se produce, se ve y se desea lo audiovisual, porque está de moda. Volvemos a la idioteria.

Pero esto no es lo mas grave.

Lo más grave en teatro son las modas pegagógicas. Estas son las más peligrosas porque en la pedagogía está la posibilidad de construir nuevas ideas, cambios sustanciales o revoluciones. En la pedagogía puede mejorarse la cultura.
Usted va encontrar que hoy en día el "entrenamiento antropológico" está de moda. Nadie sabe muy bien que es esa etiqueta, asi como tampoco nadie sabe muy bien que es "Teatro antropológico" que sería la consecuencia estética de una formación técnica y ética en el entrenamiento antropológico.
Por eso a partir de hoy que me enteré de un entrenamiento "muy de moda" que consiste casi, casi en una clase gimnasia de dos horas, sin por esto desmerecer la labor de los profesores de gimansia, hedecidido volver a la vieja escuela.
El teatro se aprende haciendo teatro. Venga aun ensayo, tome notas, mire como trabajan los actores, pregunte, opine, haga sus obras, escriba, lea, estudie y tome clases de actuación (Actuación no es igual Gimansia)