Dr. House, o la apología del opresor.


A esta altura no cabe duda que Dr. House está entre las 5 mejores series del mercado. La serie brilla desde el primer al ultimo responsable.
Desde la dirección, la actuación hasta la música y la fotografía. Ni hablar del guión. Un guión de un capítulo doble de House, bien podría ser una película que triplica en calidad a la mayoría de los guiones de dramas contemporáneos.

Pero... estoy convencido de que el mercado tiene sus leyes que a veces en los excelentes productos como lo es Dr. House, se vuelven invisibles.

La serie intenta demostrar la siguiente hipótesis en la conducta del doctor: "Cuando el objetivo es salvar la vida de un paciente, el fin justifica los medios" Esta idea deriva en un House a primera vista anárquico que no respeta los protocolos y códigos de ética del hospital, una de sus características fundamentales para ser el médico que es.
House casi siempre acierta y eso es bueno ante todo para la vida de sus pacientes, pero ¿Cual es la idea intrínseca que debemos aceptar al justificar la conducta del personaje por acuerdo a la hipótesis?
House es un jefe opresor. Como cualquier otro jefe opresor de todos los jefes opresores que hacen a las relaciones de trabajo, injustas moralmente.
El guión está tan bien armado que el genio de House despierta amor y odio. Admiración y rechazo. Cuando lo mejor que podría pasrale a las relaciones de trabajo es remplazar a los jefes opresores por líderes de equipos.




House hace lo que quiere y dice lo que quiere. La serie presenta esta conducta como algo bueno, como algo contrario a la hipocresí, como algo contrario a la compasión por el otro al cuidar las formas de transmitir un mensaje (Aunque en la realidad, no sea necesariamente así). Esta conducta se vuelve ejemplo a imitar. Para hacer apología de un opresor también es necesario hacer una apología general del individualismo. Y en esa apología la serie justifica el maltrato, el abuso, al banalizarlo, al ponerlo como fondo de la figura "Salvar la vida del paciente". Nuevamente, las consecuencias de la hipótesis. Lo maquiavelico es peligroso. Es peligroso que el fin justifique los medios.
La serie supone la existencia del arquetipo del "genio loco" como si el talento fuera una determinación de nuestros genes y no la consecuencia de trabajo y esfuerzo. Claro que no va a faltar quien piense "Pero Mozart? A los cuatro años escribía música!!!"
Claro, pero a Mozart le enseñaron música y después aprendió a leer y escribir. La música fue su primer idioma. No Existe "El genio loco" o el talento. Es mentira. Es uno de tantos arquetipos que la cultura fue gestionando para evitar los cambios drásticos.
Los supuestos genios, no son mas que obsesivos trabajadores o adictos al trabajo.
House es un opresor, y como todo opresor, oprime a sus relaciones, y al hacerlo daña a todos y se daña a él mismo. Asi que por favor no caer en la trampa de "Que fenómeno House, mirá como trata a sus empleados"
Siempre que hay un opresor hay oprimidos y cualquier argumento que defienda ese tipo de relación es una fundamentación en contra de la libertad de todos los hombres.
Lamentablemente el caso de Dr. House, solo defiende la libertad de un opresor.

No hay comentarios: