El capitalismo no esta en crisis


Me fui de vacaciones a Córdoba, a las sierras, a un pueblito tan pequeño que ni plaza ni iglesia tiene. Se llama Colonia Hogar. A un día de Colonia Hogar, está el Sauce, otro pueblito mas pequeño aun, donde tampoco hay plaza, ni Iglesia, ni mucho menos policía, escuela, o hospital. Lo que si hay es propiedad privada, avaricia, codicia en el grupo al que pertenece el ahora privatizado Cerro Uritorco.





Hace algunos años (2004) se intentó expropiar el cerro que pertenece a Sonia y Mercedez Anchorena y no se llegó a nada.


La cuestión es que tras un largo y agotador día de caminar en la sierras junto a un grupo de 4 andinistas, llegamos a un camino que figura en cualquier mapa rutero que finaliza en el comienzo de la senda que asciende al cerro por la cara Este, es decir por el lugar menos transitado. Cruzamos una tranquera que a la derecha tenía el guardaganado (Guardaganado es un lugar por el cual pasa un auto pero no los animales). Caminamos unos 200 metros y llegamos a un pequeño arroyo. La estancia estaba a varios kilometros de distancia. Al cruzar la tranquera no había carteles que adviertieran "propiedad privada" o anunciaran el nombre de una estancia que perteneciera a alguien. Es cierto que la tranquera es signo de propiedad privada, pero el límite debe establecerse con códigos claros.





Armamos las carpas y nos disponíamos a calentar la comida en un claentador a gas (No hicimos fuego), cuando llega un peón de campo que había descendido de una camioneta a echarnos de l apropiedad privada. ante la primer pregunta que le hicimos nos mandó a hablar con "El patrón". "El patrón" era un cobarde porteño disfrazado de gaucho, con pañuelo y boina, que de puro patotero o casgón nos mandó al gaucho a echarnos. El gaucho es cómplice de el patrón, porque bien podría volverse "cuatrero" (Gauchos que roban ganado a los estancieros oligarcas) . En este caso.
"El patrón" es un personaje que solo usa este vestuario para dar una ilusión de horizontalidad con sus esclavos-empleados, los gauchos. Este "patrón" no es líder, es jefe. No pone su cuerpo, utiliza el cuerpo de sus empleados. Como el director que en lugar de pedir, ordena. Al verlo al "Patrón", un viejo feo con cara de amargado, fui con la mejor estrategia amable de solicitar pasar la noche. No hubo forma de hacerlo entrar en razones. Yo estaba invadiendo su propiedad privada y debía irme cuanto antes. Tenía que encontrar otro lugar donde hubiera agua y arreglarmelas porque yo había decidido viajar de esa forma. Podría haberme ido a un hotel. Se quedo en la caminoeta mirando como desarmabamos las carpas. Mientras lo hacíamos cantamos canciones contra la propiedad privada de los estancieros, porque si hay una batalla que nunca deben ganar los "patrones" es la batalla contra el buen humor, la ironía y la palabra que denuncia la falta de solidaridad y hospitalidad.


Por eso ¿Que hacer? Como cantaba Victor Jara "A desalambrar, a desalambrar, que la Tierra es mia, tuya y de aquel" Porque ahora no es verdad que el capitalismo está en crisis como dicen. El capitalismo va a estar en crisis cuando la Tierra vuelva a ser de todos.


asesinado por la dictadura chilena

Debo confesar que cuando dejé de pedirle al "Patrón" permiso para pasar una noche en sus Tierras y empecé a discutirle que tengo derecho, (por ley a quedarme dentro de 10 metros de distancia de cualquier cauce de agua) pensé que esa discusión era peligrosa, porque en esas situaciones la ley es la del patrón. Pensé que me sacaban a los escopetazos. Lo que mas bronca es como puede ser una persona tan miserable en medio de tanta belleza y claridad.

La naturaleza es solidaria. La tierra es solidaria. a la media hora volvimos al Pueblito El Sauce y el primer patrón que nos cruzamos nos prestó una casa que estaba casi terminada de construir en un lugar hermoso donde pasamos una noche mirando el cielo lleno de estrellas.

2 comentarios:

Fernando dijo...

Ha visto, finalmente el problema de la propiedad privada y el capitalismo se resolvió sin protesta.

Usted que piensa?

No es mejor ahorrar críticas y protestas hacia nuestra realidad o nuestra circunstancia? No habrá que aprovecharla como la única manera que tenemos para crecer?

Tratemos de no sembrar lo mismo, nuestra existencia es una cosecha.

Alan Robinson dijo...

Fernando.
No entendí que problema se resolvió.
El mio? no.
Es interesante diferenciar palabras que geeran tres conductas distintas:
Critica.
Protesta.
Queja.
Pienso que la critica y la protesta son necesarias porque son generadores de reflexión la primera y de movimientos que compromeen el cuerpo social y el cuerpo individual, la segunda.
La Queja es del cobarde.
Se quejó el señor que me expulsó de su campo.
Yo lo critico y lo juzgo.

Tal vez tu existencia sea una cosecha. Pero la existencia de un peón de campo es una siembra en el sentido literal y metafórico de la palabra, para la cosecha del propietario de la Tierra.