La peste .01

Conocí a un poeta Argentino, Jacobo Fijman que en Francia se juntó con Artaud y discutieron a muerte y uno se creía el diablo y el otro se creía Dios.


Jcobo Fijman. Poeta Argentino

Esta antigua dicotomía entre el bien y el mal, que solo existe en el hombre, pero no en la naturaleza. Y el hombre sostiene que la moral nos distingue de los animales. Pienso que la capacidad de abstraer y crear es lo que verdaderamente nos distingue de ellos. El problema de Artaud no fue que estaba loco, sino que era un (Me permito inventar términos, esquizoanalisis mediante) moralista al revés.
En lugar de ser un moralista de la bondad lo era de la maldad. Testigo es su provocador capítulo El Teatro y la Peste, donde asocia la oscuridad con la verdadera libertad, con la libertad sexual y con los grandes mitos que el teatro debería representar. Creía que ´la vida no ofrece motivos de exaltación´ y que él teatro es como la peste el tiempo del mal, el triunfo de las fuerzas oscuras´. Esta asociación está ligada a la influencia en Artaud, que tuvieron en aquella época y en aquel lugar los "poetas malditos" y los "surrealistas".

Baudelaire. Poeta Francés

En la peste Artaud escribe que ´la fuerza del actor se niega a si misma a medida que se libera´ Parecería ser que está hablando de la importancia de la contradicción como herramienta técnica del trabajo del actor, pero creo que mas que un trabajo de fuerzas psiquicas o sobre el pensamiento reprimiendo la acción, liberar una fuerza que se niega a si misma a medida que se libera, invita al actor a un compromiso de todo el cuerpo con la poesía. El actor trabaja según como coniba o conceptualice la realidad de su trabajo. Y no es lo mismo pensarse contradictorio que pensarse en fuerzas que se liberan y se niegan.

Artaud no utiliza el condicional. En lugar de escribir que el teatro podría ser un delirio contagioso como la peste escribe que ´el teatro es un delirio contagioso como la peste'. éste recurso poético (Sería ingenuo o morboso pensar que como estuvo loco no veia que el teatro no era un delirio contagioso) entre otras tantas cosas, le valió la critica del oportunista de Grotowsky que en el capítulo ´No era totalmente él´ del libro "Hacia un teatro pobre" se dedica a fundamentar con mucha altura, valga la aclaración, porque Artaud no dejó ninguna técnica, cuando en relidad lo que no dejó fue fórmulas.



Director, teórico Polaco

La técnica está ahí, en "el teatro y su doble" y en cualquier ritual. Solo hay que juntar coraje, dejar de verlo como un genio estigmatizado y ponerse a trabajar con ese cuerpo teórico revolucionario que es El teatro y su doble

No hay comentarios: