Gran Cuñado 2009


Podmeos discutir mucho acerca de los beneficios y daños que produce la televisión en la cultura. Podemos discutir también la influencia de la televisión como formadora de opinión. Me parece bien dispersarse, mirando televisión. Prefiero la meditación o jugar al futbol en la computadora. El problema es cuando las opiniones de la televisión son aquello que nos dan motivo de charla al día siguiente. La televisión en general está pensada para vender publicidad. Contra esta premisa, no hay National geographic ni history channel que aguante!
Creo que siempre vamos a llegar a preguntarnos si:

¿El problema es el chancho o el que le da de comer? - El problema es el corral donde viven los chanchos.

Tengo el hábito de meterme en ámbitos que me son ajenos para estudiar las conductas de las personas-personajes, ya sean templos evangélicos, villas, grupos de autoayuda, etc.

El otro día me tocó caer en una reunión de amigos en zona oeste a comer pizza. Yo conocía a uno de ellos. Era Sábado. Habían grabado Gran Cuñado 2009 en la semana y se juntaban a verlo antes de salir a bailar y comer pizza. Todos en sus 28 años aproximadamente. Lo primero que me sorprendió fueron sus risas que parecían exageradas. Después me di cuenta que no era una conducta exagerada sino que imitaban sin saberlo el tono y volumen de las risas de los panelistas de Tinelli. La identificación es con los panelistas.


Escuché atentamente los comentarios y estuvo presente la posibilidad de votar según la imagen que muestra la tele de nuestros políticos.
No dudo en que Tinelli solo quiere hacer dinero y cada vez mas dinero. Tampoco dudo de que los Argentinos no sabemos votar. Cometemos hace 50 años el mismo error, creer en peronistas mesiánicos. Hace rato que la política abandonó el debate de ideas y se transformó en estretegias de marketing. ¿O acaso los asesores de imagen no logran que sus clientes ganen campañas?

Yo impugno. Porque el gran problema de este país no es ni el chancho, ni el que le da de comer.

El problema es que estamos acorralados, en un corral.

No hay comentarios: