Artaud

Sobre el capítulo 5 Teatro Oriental y Teatro Occidental. 1º parte. (Resumen y comentarios de El Teatro y su Doble)
El teatro en occidente continúa intimamente ligado al texto y limitado por él. Incluso en las ultimas décadas con las nuevas concepciones sobre dramaturgia de actor o director, el acto de escribir al teatro, de traducirlo a palabras continúa subordinando el teatro a la literatura. "...limitamos el teatro a lo que ocurre ante las réplicas, nunca alcanzamos a separarlo de la idea de texto interpretado." En el mejor de los casos el teatro será la reacción física ante la acción verbal, pero siempre la acción es nada mas que la expresión de la palabra. Artaud se pregunta entonces, si el teatro es en realidad un lenguaje en si mismo o es una mera rama de la literatura. Aún cuando se piense que la puesta en escena le es propia al teatro, ésta no deja de cumplir una función esteticista para el arte teatral.
Lo que debe buscarse según este teórico, no es la contemplación, sino la eficacia del lenguaje teatral. El ritual tiene una eficacia que el teatro occidental perdió. El Lenguaje propio de la puesta en escena, cuestiona la eficacia intelectual del arte. Esta eficacia es reasignarla al arte una actitud "mística ante lo absoluto".
"El objeto del teatro no es resolver conflictos sociales o psicológicos, sino expresar objetivamente ciertas verdades secretas, sacar a la luz por medio de gestos activos ciertos aspectos que se han ocultado en formas en sus encuentros con el Devenir" Es claro lo que Artaud describe como lo que no debería ser objetivo del teatro, pero cuando intenta expresar cual es el objetivo del teatro se vuelve quizá oscurantista, hermético. ¿Cual es ese Devenir con mayúsculas que se ha ido encontrando con formas? ¿Con cuales formas? En definitva cabe tomar la búsqueda de un teatro que antes que representar puede revelar sercetos, tal vez ocultos en la biología del actor y el espectador.

No hay comentarios: