Porque escribo LOS MALDITOS KENNEDY



Para transmitir cual es la motivación profunda para escribir esta película tengo que relatar brevemente su génesis. Mi relación con la historia de los hermanos Kennedy empieza en el año 2009. Yo estaba dando un seminario de actuación en Paraná, Entre Ríos, y un día almorzando con el grupo de estudiantes, uno de ellos Carlos Perez oriundo de Santa Elena y amante de la historia argentina me cuenta que en 1932 tres hermanos tomaron el pueblo de La Paz, para recuperar la democracia que Uriburu había usurpado, pero por un motivo desconocido no llega la noticia a ellos de que el levantamiento a nivel nacional había sido suspendido. Entonces se fugan durante 40 días en el monte entreriano, escapando de las fuerzas armadas llegando hasta Uruguay donde se exilian.
La historia y la pasión con la que Carlos la contó me conmovieron profundamente y al año el grupo de teatro Late Teatro estaba estrenando la obra de teatro sobre los hermanos Kennedy que posteriormente representó a Entre Ríos en la Fiesta Nacional del Teatro 2011. Está obra fue realizada gracias a Nico Rigaudi, Ezequiel Caridad, Lula Obaid, Nicolás Righelato, Paula Righelato, Maximiliano Boyero, Marcelo Estebecorena y Nidia Peltzer. Escribí el texto, supervisé la dirección y el grupo además de realizar temporadas en Paraná llevó la obra de gira por el litoral. 
Como artista tengo un especial interés en difundir y recuperar la mayor cantidad posible de “personajes y acontecimientos invisibilizados” del pasado y el presente sudamericano. Me parece importante que un pueblo pueda recordar a todos los personajes y los acontecimientos que hicieron su historia, por mas éstos sean dolorosos, trágicos, heroicos o felices. Lo importante es recordarlos. 

Busco instalar en la memoria aquellas personas y acontecimientos que fueron trascendentes, pero los intereses de quienes tienen el poder económico, quienes toman decisiones sobre las políticas culturales y los medios de comunicación que cuentan la historia han “invisibilizado” a lo largo del tiempo. Me interesa el arte, que sin dejar de ser arte y sin caer en estereotipos pancartistas, puede revisar humana y sensiblemente la historia para hacer justicia con quienes consideramos no deben ser olvidados porque han arriesgado todo por un ideal o porque no han podido ser calificados ni etiquetados. Me interesa la relación del arte con la memoria. En este sentido han trabajado historiadores argentinos de gran valor tales como Arturo Jaurecthe, Raúl Scalabrini Ortiz y Norberto Galasso.
En el caso de ésta película se trata nada mas y nada menos que de una revolución exitosa contra la primer dictadura Argentina. Es justo aclarar que el éxito de esta revolución es relativo porque si bien los hermanos Kennedy junto a una veintena de hombres toman el pueblo, la revolución debería haber sido nacional para de esa forma recuperar el régimen democrático.
Existen algunos datos, documentos y testimonios sobre la personalidad de los hermanos Kennedy que me llevan a plantear la siguiente hipótesis a través del guión “Los hermanos Kennedy superan la falsa dicotomía civilización-barbarie porque sin dejar de ser patrones de estancia trabajan como sus peones y conocen las tareas del campo, tanto o mas que ellos. Los hermanos Kennedy representan lo mejor de la civilización y lo mejor de la barbarie.”




Fotos y dibujos:Gentileza Marcelo Faure y Luis Chino Martinez

No hay comentarios: