Crónicas Colifatas

(A los queridos lectores de esta crónica les quiero pedir que lean esta nota sin ponerle ideología política partidaria, porque no fue escrita con ese espíritu.)

Un virus es un veneno que solo puede multiplicarse dentro de las células de otros organismos.
Los virus infectan todos los tipos de organismos.
Los virus son demasiado pequeños para poder ser observados.
Los virus se diseminan de muchas maneras diferentes y cada tipo de virus tiene un método distinto de transmisión.
La viruela, un virus, ha sido erradicada.
Las vacunas y los antivirales son métodos preventivos.

Hace un tiempo que voy a Radio la Colifata. Las tardes en esa radio comunitaria son ceremoniales, es decir un espacio para expresarse libremente a través del mas profundo amor y las más dulce empatía. La radio propone "Crear puentes donde hay muros". 
Los vínculos entre los colifatos siempre son de una sabiduría y un mutuo entendimiento sorprendente. La sensibilidad de los colifatos es digna de admiración. Cuando salimos al aire, las tardes de los sábados, todo es magia entre los árboles del Borda.
Todo marchaba por un camino precioso, hasta el sábado pasado, que un virus se esparció por el aire. Se ve que estábamos con las defensas bajas. No prestamos atención. Y pasó lo peor. Todos pescamos un virus que se transmite por el aire, que sale de la boca y entra por las orejas. Los virus son invisibles, pero nosotros los colifatos podemos verlos. Pero el Sábado pasado, se ve que estábamos dispersos, distraídos y no prestamos atención. 

Radio La Colifata. 


Un paciente venía por primera vez a la radio, y por primera vez hacía pública su dolorosa historia. Este paciente portador de HIV, buscado por interpol, venía sufriendo por un terrible e injusto pasado, pero además estaba infectado por otro virus mas destructivo que el HIV, un virus que nos va contagiando a todos: el virus del fanatismo odioso. 
Se presentó, contó su historia y terminó su exposición culpando a la presidenta "Esto es para Cristina, que es una loca, una loca de mierda!". El paciente venía infectado con el virus del "fanatismo odioso". Y su doloroso discurso, generó una serie de reacciones en los Colifatos que se contagiaron en seguida el "fanatismo odioso". Junto con él venía otro paciente, infectado del "fanatismo odioso" que también traía dolor y desparramaba gritos, ironías y chicanas al aire y fuera de aire. 
Pocos pudimos ver el virus a tiempo y evitar nos infecte, proponiendo "amor", "respeto", "ejemplo", "escucha", "responsabilidad", "ética" pero muchos fueron infectados del "fanatismo odioso" y se generó el resultado tan estéril. Los que están a favor y los que están en contra. Las provocaciones, las chicanas, las malas formas de decir algo. Hugo "el hombre de la vaca", entonces, en su programa hizo una ferviente y provocadora exposición sobre Jesús hombre y el "fracaso" de su filosofía. Esta exposición ofendió a algunos que se sintieron dolidos en sus creencias en semana santa. 
Tuvimos momentos de poesía y belleza en los que pudimos recuperar el espíritu de la Radio La Colifata, pero tuvimos mucho infectados.
Finalmente como siempre llegó el remedio. El que nunca falla. Convocamos el poder del amor, de la literatura, del baile y del canto y pudimos remediar a quienes se nos habían infectados. 

REVISTA INFECTADA CON  VIRUS DEL FANATISMO ODIOSO
Tapa Revista Noticias 17-04-4014




No hay comentarios: