La hormiguita y el hombre.

En agradecimiento a Julio Srur.

Una hormiguita se apartó del camino

"Pobre hormiguita"
Pensó un hombre de blanco
que pasaba por allí
la subió a su dedo para ayudarla
La vio desorientada y asustada
Pobre hormiguita

La llevó a su casa para calmarla
La guardó en una vieja pecera en desuso
Pasó la noche inmóvil
Pobre hormiguita, 
Seguía asustada

Le compró
Comida para hormiguitas
Remedios para hormiguitas
Y hasta le trajo un bicho bolita
Para que se hagan amigos jugando
Pero la hormiguita estaba 
cada día 
mas triste, mas gris y mas asustada.

Pasaron las días y las semanas
Y le trajo una abeja 
que le enseñe a hacer miel,

Pero nada.
La hormiguita no reaccionaba

Le trajo un colibrí
que le enseñe a volar
Pero nada.
La hormiguita no reaccionaba

Pasaron los meses y los años,
y la hormiguita falleció de vieja en la pecera.

El hombre de blanco no pudo comprender porque vivió y murió tan triste.

No hay comentarios: