Coro Criollo en la vigilia por Dario y Maxi.


"Hay que matar a los pobres" es la obra que hicieron el dramaturgo Vicente Zito Lema y el Colectivo de artistas "Fin de Un Mundo" en la Vigilia por Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, el pasado 25 de Junio.
La obra es la historia de un poeta disputándole a la muerte y sus aristócratas aliados, el recuerdo y la memoria del asesinato de dos militantes sociales. El texto fue una selección de diversos escritos del dramaturgo Vicente Zito Lema, en su obra "La pasión del piquetero" quien subió a escena a hacer lo que siempre hace: Actuar. Porque hay que destacar que Vicente cuando enseña actúa, cuando escribe actúa, y cuando sube a escena actúa. Zito Lema es uno de esos artistas inmensos que dedican su vida a hacer de este mundo un mundo mejor. Y viene dejando huella. Una huella que se va haciendo camino, cuando otros se suman al trabajo de hacer de este mundo un lugar mejor. Y ayer, caminaron esa huella, los artistas del colectivo Fin de Un Mundo, con el canto, con la danza, con la música y con la actuación.


Y aquí destacamos que la obra desbordó la escena llegando a encender las emociones en los corazones de los presentes, tuvo la virtud de poder conjugar el arte de la palabra, el arte del movimiento y el arte del sonido en un conjuro nocturno para celebrar la vida y honrar la memoria de Maxi y Darío. Y vaya que se cumplió el propósito! La canción final de la obra, muy pegadiza, empezó a corearse suavemente, como un himno sagrado entre los presentes.



La obra "Hay que matar a los pobres" es un coro criollo popular. Algún trasnochado de las formas podrá haber confundido la obra con una tragedia griega, dado que hay varios elementos que parecerían demostrarlo a saber: el verso, El Protagonista (El poeta Vicente), el Antagonista (La muerte y sus aristócratas) y el Coro (los cantantes). Pero quien haya leído y estudiado la dramaturgia de Vicente Zito Lema, como lo hicieron los artistas del colectivo fin de un mundo, habrá descubierto que tanto en la ética como en la estética Zito Lema realiza una critica superadora a la estética propuesta por Aristóteles. Esta propuesta realizada por este colectivo de artistas de las pampas, afirma que la poesía y el arte verdaderos, como rezaban Artaud y Van Gogh, son del pueblo y de los que trabajan. Quien haya escuchado la guitarra criolla, el violín, la música y el canto habrá vivrado al ritmo de nuestra Tierra. Estamos mas cerca de un grupo de curanderos y curanderas conducidos por un sabio y anciano cacique criollo, como Vicente, que de unos ciudadanos trabajando para los intereses de la polis y las instituciones democráticas.
Los artistas del colectivo fin de un mundo leyeron con el corazón la dramaturgia de Zito Lema, quienes junto al poeta, regalaron una maravillosa obra llena de emoción y poesía al pueblo que se juntó a mantener viva la memoria de Maxi y Darío, pidiendo de esta forma Justicia a los funcionarios públicos que aun no han juzgado a los responsables políticos.



No hay comentarios: