Instrucciones para visitar "La Colifata" sin entrar al Manicomio.

Radio La Colifata es una radio comunitaria hecha por locos. funciona todos los sábados a partir de las 14.30 hs. en el manicomio del Borda, en el barrio porteño de Constitución. Muchos amigos y amigas me han confesado su miedo de ir al Borda. Algunos tienen miedo de la policía represora y otros a la locura. Como me dedico a ahuyentar fantasmas, y a recuperar los espíritus que defienden al amor, me decidí a escribir este manual.
Si querés visitar una radio comunitaria hecha por locos pero sin entrar al manicomio, lo primero que tenés que hacer antes de salir de tu casa es llevar algo para regalar o compartir. Podés llevar abrazos, palabras, silencios, lágrimas, chistes, danzas, mate, bizcochitos, ropa o alimento. Como dice un spot de la radio "Vení a visitarnos, que te vas a llevar mucho mas de lo que traigas".
Después tenes que decidir cómo ir a La Radio, podés ir en Colectivo, en tren, en subte o en automóvil. Si vas en automóvil, podés ingresar al Borda. Pero recordá esto: conducí con atención, precaución y lentamente, porque cada vez que nos metemos adentro de una máquina y aceleramos, entramos al manicomio.
Si vas de a pie, tenés que prestar atención al momento en que entres al predio del hospital, vas a ver una garita y un custodio de seguridad, que a veces estará acompañado por un policía. Saludalos y regalales una sonrisa. Ellos no saben que están haciendo ahí, ni mucho menos lo que representan. Es lo único que pudieron hacer para llevar el pan al hogar.
Seguí derecho caminando hacia el fondo, busca la tierra y los árboles. No entres al edificio. Adentro del manicomio no se puede hacer una radio, porque para que haya una radio tiene que haber alguien que pueda entregar las palabras de su corazón y alguien que las reciba con su corazón.
Esta es la parte mas difícil, porque no la vas a ver ni escuchar aun a la radio. Vas a tener que caminar una cuadra por una calle interna del hospital.
Es muy importante que en el recorrido de esta cuadra mantengas firme tu propósito y no te asustes. A tu derecha y a tu izquierda vas a ver los edificios del manicomio. Es muy probable que en este recorrido veas por tu camino, alguna persona tirada sobre la tierra fumando un cigarrillo, o algún paciente balbuceando y babeando que te pida un cigarrillo. No te asustes, recordá que son personas. No parecen personas, pero no es culpa de ellos, es culpa de la medicación que le dan los psiquiatras que los deja así. No son peligrosos ni para ellos ni para los demás. Nunca lo fueron. Están luchando ellos también por salir del manicomio. Tratalos con respeto y dignidad. Lo necesitan.
El manicomio no es un hospital. El manicomio es un lugar en el que todos podemos estar. El manicomio puede ser la escuela, el cuartel, la iglesia, la oficina, el comedor, el barrio, el estadio de fútbol y la cama donde soñamos y hacemos el amor.
Una vez que camines esta cuadra vas a llegar a un cruce, y vas a empezar a escuchar la radio en el aire. Gira hacia el lugar desde donde viene el sonido. Vas a ver una casilla con un mural que dice "Cooperanza". Vas bien. Nos viste, porque nosotros cooperamos con esperanza. Seguí caminando, seguí el sonido y a unos pocos metros nos vas a ver sentados en nuestro circulo sagrado donde celebramos la comunicación, la vida, la felicidad y el amor, todos los sábados hace muchos años.

Te esperamos, no nos dejes solos. Nos necesitamos para seguir creando,

PUENTES DONDE HAY MUROS Y AMOR DONDE HAY MANICOMIO!

No hay comentarios: